Balance: van pesando los bolsillos.

Empaquetamos otro año y se lo dejamos llevar como presente al pasado y nos aferramos al futuro para olvidar lo que no nos gustaría repetir en este nuevo año. Días de promesas, de palabras cargadas de ilusiones engordadas en mesas ajenas. Ciclo de mirar atrás sumidos en la deriva esperando días mejores sin entender que tan solo serán diferentes.

Dejando lo que pueda ocurrir para el balance que toque hacer en diciembre del año que viene, diré, que este año ha sido un viaje apasionante que me ha llevado a un mirador donde 12 meses antes no hubiese podido ni siquiera imaginar.

Empecé el año en una Zaragoza que me ahogaba y lo termino en Madrid con un par de alas nuevas. Capital de mis sueños de noches en vela. “Siempre Hacia Delante” la he podido repetir en 30 conciertos por 6 ciudades diferentes durante los días comprendidos entre esta reflexión y la anterior. Nunca ha sonado igual pero siempre me sonrío al terminarla. He actuado con ídolos y he podido decirles a otros, a distancia de su cerveza y la mía, que lo eran desde que empecé a escuchar la música que hoy me representa.

3 nominaciones en los Premios de la Música Aragonesa con grandes Bestias dejaron patente que a alguien más que a mí le había parecido decente el trabajo que levantamos un gran equipo con una ilusión más grande que las canciones que lo formaron. Nada de todo eso hubiese sido posible sin las 100 personas que pusieron de su bolsillo lo que hizo falta para poder hacerlo realidad gracias a un proyecto de crowdfunding agotador. Espero estar haciendo valer cada esperanza que depositasteis en mi proyecto. Ojalá os estéis sintiendo orgullosos de todo lo que nos está ocurriendo.

Ha sido un año en el que he hecho cosas muy diferentes y me he expuesto a salir de mi zona de confort en bastantes ocasiones pero he repetido algunos patrones que me hacían verdaderamente feliz porque ya voy siendo perro viejo. He vuelto a dar charlas, cursos y he estado otro año más en mi querido Rock Camp enseñando algo menos de lo que he aprendido, he vuelto a interpretar personajes delante de las cámaras en un corto y en mi propio videoclip y tengo la enorme suerte de terminar el año junto a la persona que lo empecé. Al lado de quien valora, aprecia y quiere a la persona que soy por encima del personaje y es capaz de volverme loco cada vez que me sonríe o cada vez que la oigo respirar durmiendo sobre mi pecho.

¿Qué os puedo decir después de esto? Que soy feliz y que solo tengo palabras de agradecimiento para toda esa gente que ha construido conmigo este año y ha hecho que sea tan fácil de enmarcar. Os deseo a todos un año cargado de éxitos, felicidad y amor en cantidades industriales y que contéis conmigo para cualquier locura que se os pueda ocurrir, que somos libres tan sólo cuando soñamos y yo no quiero dejar de hacerlo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s